Con la llegada del otoño, y después de la recogida de la uva, empiezan a emerger los nuevos vinos, es el resultado de todo un año de trabajo, que se concentra en la botella de vino que llega a nuestras manos.

Al abrir la botella y servirla en la copa, vemos su identidad, su color, apreciamos el aroma que se desprende, y cuando lo saboreamos podemos en muchos casos adivinar la variedad con la que está hecho y el lugar de donde procede, ya que el vino si está bien elaborado puede llegar a recoger y transmitir las características una zona determinada

No nos damos cuenta de todo lo que puede recoger una botella de vino, por este motivo os invitamos a que descubráis , disfrutéis tranquilamente y con buena compañía de él, esto os invitara a hacer escapadas y descubrir territorio.

Cada zona tiene su encanto y peculiaridad , hay tanta variedad que es imposible no acertar, nosotros os recomendamos la gran desconocida la D.O Terra Alta, estamos seguros de que tanto el vino como su territorio os va a sorprender ….



Por: Josep Monserrat ulldemolins, propietario/a de: